La Falsa Ilusión del Empleo , «Emprendimiento»

By Junio 3, 2020Conversaciones

Probablemente uno de los términos más escuchados en los últimos tiempos en el ámbito económico y social ha sido «emprender», que comenzó a utilizarse en los años 90 con el sinónimo de “Entrepreneurship” que se asociaba a la  creación de negocios rentables.

La creación de empresas pequeñas (Pyme), se ha manifestado como una alternativa de desarrollo profesional para jóvenes, dueñas de casa, jubilados, etc.. sin experiencia, pero con ideas y empuje, así como para profesionales más experimentados que, o bien han experimentado la desagradable experiencia del despido, o bien han buscado dar un giro a sus carreras.

Los efectos sobre el empleo los cuales se han multiplicado en esta crisis económica, que perduran al día de hoy  y han aumentado, se ha creado un piso estructural de desempleo.

Con el fin de disminuir esta cuota de desempleo, algunos gobiernos locales de turnos (municipalidades), han creado programas llamados «Emprendimientos de Innovaciones» para estos grupo, el cual hacen creer que devolvieron la figura del emprendedor al centro de la realidad económica, creando una Ilusión falsa de empleo a sus pares, sin sustento en el tiempo.

Sin embargo, sería un error no atender a otros fenómenos que están transformando la sociedad continuamente, con más intensidad si cabe en los últimos años.

Los cambios tecnológicos, demográficos y sociales contribuyen a acelerar la puesta en funcionamiento de proyectos, ideas y negocios que buscan abrirse camino en el mercado ofreciendo nuevos productos, servicios o experiencias, o la combinación de todo ello.

Sin embargo, habitualmente se pierde de vista que, en este entorno propicio para crear, innovar, transformar y, en definitiva, emprender, éxito y fracaso son dos caras de una misma moneda, lo que lleva a algunos a infravalorar la posibilidad del fracaso. como una verdadera ilusion

El término ilusionar se refiere a  percepción o interpretación errónea de un estímulo externo real. 

El problema es que el discurso está incompleto que conquista a muchos, ya que omite muchas cosas: la dificultad para conseguir financiación, las batallas del día a día, la no consecución de objetivos, el fracaso y, sobre todo, la ansiedad y la angustia que salen a relucir cuando las cosas no marchan bien.

Como una verdadera ilusión puede desaparecer en cualquier momento.

El postulado del emprendedor es el cual «Si fracasa acumula experiencia que sin duda será útil en un eventual nuevo emprendimiento, sin importan que aquellos que comparten la iniciativa estarán con una inestabilidad laboral» .

Leave a Reply